29.3 C
San Miguel de Tucumán
HomeSociedadMario Teruel, a horas de la sentencia contra su hijo por abuso...

Mario Teruel, a horas de la sentencia contra su hijo por abuso sexual: “A mi me hace muy mal hablar de todo esto”

Los jueces de la Sala III del Tribunal del Juicio de Salta, Carolina Sanguedolce, María Gabriela González y Pablo Farah, dictaron el viernes un cuarto intermedio hasta el lunes en el juicio que se sigue por dos causas de abuso sexual contra Lautaro Teruel, hijo de Mario Teruel, uno de los integrantes del grupo Los Nocheros.

La sentencia se dilató así un fin de semana más, un tiempo de descuento en la casa de la familia Teruel, donde el imputado cumple prisión domiciliaria con una tobillera electrónica hace más de 5 meses, tras pasar más de dos años en prisión preventiva. 

Días de “ansiedad tremenda”, describe su padre, que recibió a Clarín el sábado por la noche junto a Jimena, hermana de Lautaro, que ha asistido a cada audiencia del juicio sin falta.

La familia evitó hablar de detalles del juicio y estuvo asesorada durante todo el encuentro por uno de los abogados de Lautaro Teruel Juan Casabella Dávalos, que el viernes solicitó la nulidad de todo lo actuado en la primera causa del juicio para que el caso se derive a un juez de menores y la absolución de la segunda causa.

El fiscal Sergio Federico Obeid había pedido, en la jornada anterior, 17 años de prisión para el joven por ambas causas. En uno de los casos, Teruel está acusado por el abuso de una niña cuando tenía entre 10 y 13 años, mientras que en el segundo, la denunciante es una mujer que al momento de los hechos tenía 19 años.

En este expediente, también están imputados Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, amigos del hijo de Teruel. El fiscal solicitó 8 años para cada uno de ellos. 

“Estamos con sensaciones muy raras nuevamente. Nos asaltan sensaciones muy feas. Estamos acostumbrados que si hablamos con ustedes (los medios), es en general por otras cosas, pero agradecidos por la oportunidad. Estamos tranquilos con lo que ha pasado en el transcurso del juicio. Obviamente con una ansiedad tremenda. Esto se ha hecho más y más largo”, describió Mario Teruel en una entrevista con Clarín, en la que estuvo acompañado por Jimena Teruel, hermana de Lautaro, y su abogado Juan Casabella Dávalos. 

Y siguió: “Estamos, gracias a Dios, todos unidos. Estas cosas explotan a la familia, a todo un entorno, y acá siempre hemos estado apoyados por la gente de siempre y estamos muy unidos con mi hijo, con mi señora. Así que, con toda la fe en la verdad, porque siempre se ha vivido así acá en mi casa y uno de los motivos que está este juicio es para que se sepa la verdad, y queremos que pase eso”.

–En la declaración que hiciste en el juicio, contaste que Lautaro te había admitido un abuso a la niña de la primera causa y a otra niña, preguntarte…

Casabella Dávalos: –No, no vamos a ventilar los actos del juicio. Incluso el periodismo ha tenido oportunidad de estar en el juicio. Entonces, le voy a pedir que esperemos al resultado de la sentencia.

–Quería preguntar por la segunda parte de esa declaración.

C. B.: –Es que son detalles de lo que se dijo en un juicio como testigo. Entonces, yo como abogado, les he pedido que no se ventilen estas cosas a la prensa hasta que la Justicia no se pronuncie.

–Esta segunda parte de la declaración podría referir a la tercera denuncia (iniciada en febrero de 2020, que tramita en la Justicia de Menores). Quería darles la oportunidad de hacer un comentario al respecto.

Mario Teruel: –Nosotros la verdad que no queremos, como dice el doctor, aclarar nada que no haya sido. Nos parece muy raro que en un juicio que ha sido oral y público, tenga que estar dando yo… A mí me pone muy mal hablar de estas cosas del juicio, que han sido con la prensa (NdR: el debate fue oral y público). Por eso, creo que está grabado.

Jimena Teruel, hermana de Lautaro: –Está todo documentado.

M. T.: –Entonces, a mí me buscan y me buscan. El médico me ha dicho de que no hable, el abogado de Lautaro me pide que no hable. Todo se relaciona y si está el nombre mío todo se tergiversa. Y por eso justamente yo estoy acompañado por Juan (Casabella Dávalos), porque a mí me hace muy mal hablar de esto, tras haber pasado por todo lo que venimos pasando hace tres años en estas situaciones. Y ahora tener que estarlo refrescando, cuando ha sido oral y público. Como dice él, están todos los detalles. Y lo que quieras saber, preguntale a él. A nosotros se nos hace difícil, cada vez más largo. Por otro lado, también decimos: Bueno, se ha hecho todo…

J. T.: –Al fin se nos escuchó, tuvimos la oportunidad de expresarnos, que es justamente lo que no hicimos nunca en este proceso, que es hablar con la prensa. Porque nos parecía que era algo para hablar en el lugar donde se juzga. Y ese fue este momento, donde se habló y la prensa estuvo desde el primer día, aunque después hayan transcripto las cosas de otra manera.

M. T.: –Entiendo también que la forma en la que se informan la obtienen desde la fiscalía y también quiere decir que, si nosotros no salimos a hablar, no la tienen y bueno, me parece que no corresponde que sea así. Por eso, creo que el doctor es el que tiene que decirte.

–¿Considerás que tu hijo tuvo un tratamiento distinto en Salta por tratarse de tu hijo?

M. T.:– Vos fijate que la noticia no existe si no sale el nombre de mi grupo (Los Nocheros). Entonces, no es solamente en Salta. En todos lados ha sido así.

C. B.: –Hay muchísimos casos como este en Tribunales. Sale, porque se trata de la familia Teruel, porque se trata de Los Nocheros, que son un estandarte de la provincia de Salta y de la Argentina, que han tenido un problema con el hijo menor cuando era menor de edad (N.deR: el abogado se refiere solo a la primera causa, en la que la querella y la fiscalía sostienen, por lo contrario, que Teruel era mayor de edad), que es lo que, por primera vez, se ha podido explicar en el juicio oral y público. Los audios que trascendieron trascendieron editados, por partes. Con las pericias se determinó cuáles eran editados y cuál era completo, y quedó claro que Lautaro era menor de edad. Por ese audio completo y por una serie de pruebas. Por otro lado, quedó claro que se trató de un solo hecho y de una situación que es la que él confiesa y que trascendió (públicamente), y que no debiera haber trascendido y que le valió una sanción al primer abogado. Aclarado en juicio y mostrando las exageraciones que se hicieron por tratarse de la familia Teruel, lo que se trata es de prevenir todo el daño que se ha causado.

–¿Qué va a pasar a continuación en caso de que haya un fallo condenatorio?

C. B.: –Como todo juicio, hay doble instancia, seguramente salga la sentencia que salga, si no recurrimos nosotros, recurrirá los abogados querellantes. Esto sigue. Nosotros vamos a seguir siendo serios y no vendedores de humo. Si la prensa se interesara así de los miles de expedientes de abuso sexual que hay en tribunales, harían más bien a la sociedad que lo que están haciendo en este caso.

–¿Qué pasará en la otra causa?

C. B.: –Quedó demostrado en el juicio que fue una situación de la que después la chica se arrepintió. Como sostuvimos en el juicio, las mujeres tienen toda la libertad de usar sus relaciones sexuales como más les parezca. Pero quedó demostrado que la denunciante había accedido a participar de una serie de situaciones con los tres amigos, de las cuales obviamente terminó arrepentida y que no terminaba de acordarse bien cómo habían sido. Y por eso coincidimos las tres defensas en pedir la absolución lisa y llana. Y además quedó demostrada la ausencia de dolo que es una cuestión técnica jurídica. Y eso es otra circunstancia que determina que no haya habido delito.

–En los alegatos de las tres defensas, se hizo hincapié en que estaba alcoholizada y en que siguió viendo a los acusados después del hecho. ¿No es una lectura estereotipada de cómo debiera comportarse una víctima de violencia de género suponer que no debería haber seguido viéndolos?

C. B.: –Yo no quiero hacer un alegato en una nota periodística y por eso no quería pronunciarme respecto a esas víctimas, supuestas víctimas denunciantes. Necesitamos el respeto a que se decida en la Justicia. Si usted me evalúa si esto es estereotipado o no, también lo expliqué en el juicio y no quiero que trascienda en una nota periodística que no tiene la exactitud del trabajo que hicimos judicialmente.

–¿Quisieran agregar algo?

C. B.: –Pedimos respeto. La familia no es la acusada. Que trascienda el respeto que tiene la familia por las denunciantes.

J. T.: –La prensa nos tergiversó tanto todo.

M. T.: –Eso salió desde acá, de los medios locales.

J. T.: –Hicieron un monstruo de mi hermano, que no lo es. Y sí, agradecer a la tantísima gente que nos brindó su apoyo, porque nos conocen, lo conocen a él, que siempre fuimos una familia hecha desde el amor, desde la verdad, desde el perdón, que son valores que claramente están desvalorizados hoy en día.

–Estuviste en los alegatos del viernes, ¿no (Jimena)?

J. T.: –Sí, estuvimos todos los días los tres hermanos. Mis papás no, porque es muy feo escuchar esas cosas.

M. T.: –Fuimos los primeros días y no hemos aguantado.

J. T.: –Hace mucho mal escuchar 99% de mentiras. Uno dice: ‘Están hablando de otra familia, de otras personas, de otra gente’. Mucho mal. Pero también estamos confiados de que se va a hacer justicia, la que esperamos hace tres años, y que se va a escuchar la verdad, no nuestra verdad, la verdad.

M. T.: –Esperamos que esto pase rápido. Tenemos confianza en la justicia.

MG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS