33 C
San Miguel de Tucumán
HomeEspectáculosEl ”psiquiatra de los famosos” que le robó la vida a un...

El ”psiquiatra de los famosos” que le robó la vida a un paciente

Will Ferrell y Paul Rudd protagonizan ‘The Shrink Next Door’, drama con tintes de comedia negra basado en hechos reales

Martin Markowitz, Marty, trabajaba con su hermana en el negocio familiar, una empresa dedicada a las escenografías teatrales. La muerte de sus padres y tener que dirigir una empresa en la que antes era uno más le provocaron ataques ansiedad y acentuó sus inseguridades. Siguiendo los consejos de su hermana y otros amigos, acudió a terapia con el doctor Isaac Herschkopf, Ike. Era 1981. Dos años después, y bajo la influencia de su doctor, quien tuvo entre sus pacientes a celebridades como la actriz Gwyneth Paltrow y el deportista O. J. Simpson, Markowitz desheredó a su única hermana.

Leé también: Ferrell y Rudd cambian la comedia por lo siniestro en “The shrink next door”

Al año siguiente, creó una fundación privada que controlaba Herschkopf. Poco después, cambió su testamento para dejar su mansión en Southampton (Nueva York) a esa fundación y nombró a su terapeuta copropietario de una cuenta en Suiza con unos 900.000 dólares. Mientras, Markowitz transcribía manuscritos de su doctor e imprimía las tarjetas que recibían los invitados a las fiestas que Herschkopf daba en casa de su paciente, quien se encargaba de la parrilla y de servir las copas mientras Herschkopf recibía a los asistentes. Allí todos creían que Markowitz era un camarero. 27 años después, Marty se dio cuenta de que su terapeuta había tomado el control absoluto de su vida y desde entonces lleva luchando por recuperarla. El pasado abril quitaron la licencia de doctor a Herschkopf.

LOS REALES: Dr. Isaac Herschkopf (izquierda) y Martin Markowitz.

Cuando el periodista Joe Nocera, vecino de Marty, conoció su historia, la transformó en un podcast que en 2019 se convirtió en todo un fenómeno en Estados Unidos. Ese audio, titulado The Shrink Next Door (algo así como “El psiquiatra de la casa de al lado”), es la base de la serie homónima de ocho episodios que este viernes estrena Apple TV+. Will Ferrell interpreta a Marty; y Paul Rudd, al terapeuta Ike para mostrar una relación con muchas aristas a lo largo de casi tres décadas. “Es una historia al mismo tiempo increíble y creíble”, dice Ferrell en una entrevista por videollamada. “Cuando lo escuchas piensas que nunca aceptarías que te ocurriera algo así, y según vas escarbando en la historia, te das cuenta de que, conociendo las circunstancias, de dónde viene esa persona y lo vulnerable que era, todos nos hemos sentido así alguna vez en nuestra vida, es algo con lo que te puedes sentir identificado”, añade Ferrell, también productor de la serie.

Su reparto es conocido sobre todo por su vertiente cómica: tanto Ferrell como Rudd han formado parte durante años del veterano programa de sketches Saturday Night Live, pero no se puede etiquetar a The Shrink Next Door como una comedia a secas. Más bien se acerca a la combinación de drama y comedia negra que su guionista, Georgia Pritchett, ha puesto en práctica en otro de los títulos en los que trabaja, Succession.

Paul Rudd junto al verdadero Marty Markowitz.

“Habiendo escrito en Veep, sobre el mundo de la política, y en Succession, sobre el entorno empresarial, dos mundos muy cínicos, muy complicados, me gustó escribir sobre una relación, sobre emociones, gente que cambia y crece, que sufre”, dice la británica, máxima responsable de la serie. “Me parecía demasiado fácil reírnos de estos dos hombres, despreciar a Marty como un tonto manipulable y a Ike por malvado o manipulador. Necesitábamos adentrarnos en la parte emocional de la historia para que el espectador pueda conectar con cada personaje y hacer que los dos emerjan, no solo representarlos como la víctima y el villano”, continúa.

La mezcla de tonos fue un reto para los protagonistas. “Creo que nos llevó un par de semanas de rodaje sentirnos cómodos”, recuerda Paul Rudd. “Sabíamos lo que estábamos haciendo, que no era comedia. Queríamos acercarnos a este material de la forma más realista posible e interpretar los personajes como la gente real que son y entrar en la complejidad y los matices de la historia. Pero en cuanto al tono, es complicado, porque a veces parece extremo, a veces es como si los personajes fueran caricaturas, pero no lo son. Dar con la tecla nos llevó tiempo. El click surgió cuando ya llevábamos un tiempo en producción”. “Es un reto placentero poder hacer algo así, tan real. Si es comedia o drama da igual, al final solo somos contadores de historias y eso es lo que hacemos, contar una historia”, completa Ferrell.

Los porqué

Con su adaptación, Pritchett quería contar las dos caras de la moneda: el podcast se centraba en la versión de Marty, pero, ¿cómo era realmente su psiquiatra? “Escuché un montón de grabaciones, vídeos, leí cartas, libros… hice mucha investigación”, cuenta la guionista. “Sus dos padres eran supervivientes de campos de trabajo de la II Guerra Mundial, e investigué cómo eso podría afectar a la siguiente generación y marcar cómo fue Ike. He intentado entender por qué un hombre que es tan exitoso, con una familia que le quiere, un hombre encantador, siente que no es suficiente todo eso. Me parecía muy interesante y triste de alguna forma”.

Para preparar sus personajes, Ferrell y Rudd, acompañados por el director Michael Showalter, visitaron al Martin Markowitz real en su mansión de Southampton. Ahora a punto de cumplir 80 años, está pensando en jubilarse y retirarse a vivir con su novia —su psiquiatra no le dejaba tener pareja porque le decía que las mujeres solo iban detrás de su fortuna—. “Estaba muy emocionado con la serie, abierto a hablar de cualquier cosa y a que le consultáramos por correo, por chat o como fuera”, recuerda Ferrell, que pudo comprobar en primera persona cómo era el hombre al que iba a interpretar. Rudd, en cambio, tuvo que conformarse con alguna pista sobre su personaje. “Me dijo una cosa que no estaba en el podcast y que era muy interesante sobre Ike: que siempre llevaba zapatillas deportivas, incluso cuando vestía de traje, así que hice eso en la serie”.

Mujeres que escriben comedia

Georgia Pritchett, ganadora de cuatro premios Emmy como guionista y productora de Veep y Succession y ahora al frente de The Shrink Next Door, aseguró en una entrevista en The Guardian que, mientras sus compañeros hombres en aquellas series estaban al frente de sus propias producciones en Reinio Unido, para ella no había oportunidades en su país. “En Estados Unidos hay tradición de mujeres al frente en la comedia, escriben sus historias y las protagonizan, como Lucille Ball, Mary Tyler Moore, Roseanne, Ellen DeGeneres… Siempre han respetado la voz de la mujer. Por alguna razón, en Reino Unido no tenemos eso, siempre hemos tenido hombres al frente de la comedia y guionistas hombres”, reflexiona sobre el asunto.

“Eso me entristece, porque cuando tenemos una serie escrita por una mujer, gente como Michaela Coel o Phoebe Waller-Bridge, esas series surgen porque las escriben ellas mismas, y cuando hacen sus series, ¡qué series tan increíbles hacen! Entonces se ve las voces tan poderosas y ricas que tienen. Sería mejor para todos si tuviéramos historias no solo escritas por hombres blancos. Hay un montón de historias que necesitamos escuchar de gente que no son hombres blancos, y todos nos beneficiaríamos de eso”.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS