21.6 C
San Miguel de Tucumán
HomePolíticaLa oposición en Bolivia rechazó la presencia del embajador argentino en...

La oposición en Bolivia rechazó la presencia del embajador argentino en una marcha de Evo Morales

El protagonismo de Ariel Basteiro, embajador argentino en La Paz, en una marcha de apoyo a Evo Morales en Bolivia desató una ola de críticas en la oposición del país vecino.

Los principales partidos opositores, que suman casi la mitad de diputados (55 de 130) y casi la mitad del Senado (15 de 36) rechazaron lo que consideran una “inaceptable intromisión” en los asuntos internos. Y además otros quieren declarar “persona non grata” a Basteiro.  

El diputado José Carlos Gutiérrez, de Creemos, que integra el frente opositor, envió el comunicado a Clarín que firman su partido y Comunidad Ciudadana.  “Rechazamos y deploramos la inaceptable intromisión” de Basteiro en la llamada Marcha Por la Patria que encabezaron Morales y el representante argentino el último jueves. Basteiro se unió a ella en Patacamaya y esta sigue estos días rumbo a La Paz con apoyo de algunas organizaciones sociales fieles a Morales, que no tiene hoy día una relación tan fluida con su delfín, el presidente Luis Arce.

El comunicado de la oposición recuerda que la Convención de Viena, que rige las relaciones internacionales, obliga a los beneficiarios de inmunidades y privilegios diplomáticos a “no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado” en el que cumplen misión. Basteiro se mueve en Bolivia como un miembro más del gobierno de Arce.

Pero lo que más molestó esta vez de Basteiro es que en su discurso durante la llamada Marcha por la Patria es que Basteiro dejara en claro que durante el refugio de Evo Morales en la Argentina, en 2020, se veían seguido y organizaban “la posibilidad de recuperar la democracia en Bolivia”.

Contó Gutierrez a este diario que desde La Paz, los diputados de la oposición están trabajando para hacer un repudio interparlamentario con miembros de Juntos por el Cambio como el diputado Cristian Ritondo, el diputado electo Gerardo Milman y la presidenta del PRO, Patricia Bullrich. Los legisladores argentinos repudiaron también la actitud de Basteiro,  ex titular del Astillero Río Santiago.  También ex sindicalista del gremio aeronáutico, Basteiro fue embajador en el segundo gobierno de Cristina Kirchner. 

En Bolivia dicen que Basteiro evidenció en su discurso del jueves que  ayuda activa del gobierno argentino a la vuelta del Movimiento al Socialismo. Para la administración de Alberto Fernández la salida de Morales en la crisis de su intento de re re elección en octubre fue un golpe de Estado. Y durante su refugio aquí en plena cuarentena Morales hizo activa política y se facilitó ampliamente el voto de los bolivianos aquí.

“Evo no está solo, Lucho no está solo, Bolivia no está sola, están los demás países de Latinoamérica para acompañar y para seguir bregando por la Patria Grande”, manifestó Basteiro en la marcha, con amplio protagonismo. “Por más que a veces la derecha quiera avanzarnos vamos a estar para defender los valores que nos llevaron a tener un Gobierno como el de Lucho hoy, como el de Alberto Fernández hoy también en Argentina, como el de (Pedro) Castillo en Perú”, agregó micrófono en mano. Y pidió ver qué pasa tras las elecciones presidenciales en Chile y que esperaba que Luiz Inácio Lula da Silva “vuelva a gobernar Brasil” y “con todo eso volver a generar la Patria Grande”.

Hubo otros repudios al activismo del argentino en Bolivia.  El ex presidente de Bolivia Jorge “Tuto” Quiroga también sostuvo que las acciones de Basteiro vulneraban la Convención de Viena. Y recordó el escandalo de esta semana en Chile protagonizado por el embajador Rafael Bielsa, quien se refirió al candidato presencial chileno de ultraderecha, José Antonio Kast, como un “pinochetista” que hace bandera de su “anti argentinismo”.

Pero a diferencia de lo que ocurre en Bolivia, donde Basteiro es un embajador amigo del oficialismo, Bielsa generó una nota de rechazo de la cancillería chilena y un llamado del ministro Santiago Cafiero a su par Andrés Allamand.

“Embajador Chavista de @alferdezviola Art. 41 de Convención de Viena: emula y rebasa a Bielsa en #Chile, confiesa injerencia pasada en #Bolivia y la repite, se entromete en política de #Peru y #Brasil. ¿Ortega? Ah, Fernández calla para no cometer “injerencia” (¡plop!)”, escribió en su cuenta de Twitter.

Asimismo, el ex encargado de negocios de Bolivia en Argentina, Julio Alvarado, señaló que el embajador argentino “desconoce” la Convención de Viena y comete una “flagrante vulneración”.

“Este embajador desconoce este tratado y no es la primera vez que lo hace, sale en declaraciones y señala que en Bolivia hubo un golpe de Estado. Ahora él se inmiscuye en la marcha político partidaria y toma una inclinación política ideológica en temas de Bolivia. Esa es una flagrante vulneración”, advirtió.

Por su parte, la diputada opositora de Creemos, Khaline Moreno, señaló que la actitud de Basteiro es una “clara injerencia” y que los problemas de Bolivia “se resuelven entre bolivianos y no con injerencia internacional”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS