19 C
San Miguel de Tucumán
HomePolíticaPelea entre herederos por el departamento del polémico ex juez Norberto Oyarbide

Pelea entre herederos por el departamento del polémico ex juez Norberto Oyarbide

El juicio por la herencia del fallecido juez federal Norberto Oyarbide sumó una nueva polémica cuando un amigo empresario también reclamó como propio el departamento de Recoleta y asegura, lo compró en 2020 por 90 mil dólares, informó el diario Perfil.

Ante el juez Civil 22 de la Ciudad de Buenos Aires ya se presentaron más de diez sobrinos del polémico magistrado, que fue protegido por el menemismo y el kirchnerismo, reclamando parte de la herencia.

La nueva demanda radicada en el Juzgado Civil 34 y fue hecha por Germán Ezequiel Muchico, un empresario de 50 años que aduce haber mantenido una estrecha relación de amistad con el ex magistrado de Comodoro Py.

Como prueba, Muchico presentó un boleto de compraventa del inmueble ubicado en la calle Rodríguez Peña al 1.900 fechado el 7 de julio de 2020 y supuestamente firmado por Oyarbide.

En vida, el fiscal José María Campagnoli le había iniciado un juicio por enriquecimiento ilícito que aún seguía abierto hasta su muerte.

“Entiendo útil aclarar que prescindimos de la participación de un escribano para certificar las firmas del boleto dado las restricciones sanitarias que debían obedecer las escribanías en tiempo de la firma del boleto (7 de julio de 2020)”, afirmó Muchico.

Sin embargo, Oyarbide murió el año pasado antes de hacer ese trámite, dijo.

Muchico le contó al juez que iba a buscar al ex juez los canales de televisión y que se ofreció a prestarle plata al ex magistrado para un viaje por el exterior que finalmente no pudo realizar. El empresario además reclama una deuda de 800 mil pesos por gastos de pago de servicios como el saldo de la tarjeta de crédito, una factura de TV y la del servicio funerario.

Además, del valor inmobiliario la justicia comprobó que dentro del departamento hay “cuadros con marcos clásicos, esculturas de dioses clásicos, un piano de cola, veladores y artefactos de iluminación de estilo, muebles en madera y piedra, relojes de pie romanos y otra importante cantidad de antigüedades de importante valor”, informó Perfil.

En el libro “Señor Juez, una biografía judicial de Norberto Oyarbide” de Daniel Santoro, se contó el inicio del juicio por enriquecimiento ilícito contra el ex magistrado. Era porque no cerraban sus ingresos como juez con sus gastos de tarjeta de crédito y su nivel de vida.

El juez Ismael Muratorio en una resolución sostuvo que: “Desde enero de 1996 hasta julio de 1998 el doctor Oyarbide sobrepasó en exceso —en la mayoría de los meses— en pagos efectuados por distintos conceptos, el sueldo por él percibido, lo que evidencia la existencia de un patrimonio oculto e induce a pensar acerca del posible enriquecimiento patrimonial no justificado en el que habría incurrido el magistrado, lo que motiva que estime necesario que Norberto Mario Oyarbide concurra a los estrados del tribunal a prestar declaración indagatoria”.

“Téngase en cuenta en este sentido que la conducta que se investiga consiste en no justificar la procedencia de un enriquecimiento patrimonial apreciable producido después de asumido el cargo que le otorga el carácter de funcionario público. Tal enriquecimiento puede consistir en un aumento considerable del activo o disminución similar del pasivo (…)”

Por estas y otras razones, el 21 de agosto de 1998, el juez Muratorio pidió a la Cámara de Diputados el juicio político de Oyarbide y archivó la causa a la espera del desafuero de su colega o la renuncia a su cargo para poder indagarlo como sospechoso. Murió sin que se pudiera terminar este juicio.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS