33 C
San Miguel de Tucumán
HomeEspectáculosLa Guerra de Malvinas tiene su propia obra en la calle Corrientes

La Guerra de Malvinas tiene su propia obra en la calle Corrientes

Marcelo Galliano, dramaturgo, músico y periodista, escribió “El visitante”, una pieza de desgarro y amor. La palabra del autor.

La Guerra de Malvinas es una herida que sigue abierta. A 40 años de ese hecho que marcó la historia reciente de la Argentina, El visitante, del dramaturgo Marcelo Galliano, llegó a una sala de la avenida Corrientes, el Multiescena.

La trama se ubica en una casa que parece estar detenida en el tiempo, donde una anciana madre aguarda, con esperanzas, la vuelta de su hijo que ha muerto hace 40 años en la aquella guerra que sesgó la vida de decenas de jóvenes.

Su hija menor, Elisa, la contiene y la apoya en esa visión distorsionada de la realidad. Un hijo mayor, en cambio, desprecia la situación con sarcasmo, subestimando los esfuerzos de su hermana. Pero, una noche de lluvia, el ya desgastado orden de ese hogar se quiebra con la llegada de un nuevo vecino al barrio, al que la madre, enferma, confunde con ese hijo que espera.

El elenco de “El visitante”, escrita por Marcelo Galliano. Foto; Prensa/Carlos García.

La dirección es de Pino Siano y el elenco está integrado por Romina Cagnoli, Choly Muñoz, Ricardo Faurix y el  autor, Marcelo Galliano.

-¿Por qué la elección de un tema como la guerra de Malvinas, que no es tan frecuente en teatro?

-Yo creo que uno no elige los temas, porque elegir un tema implica una afinidad y muchas veces uno crea por aversión, por rechazo, para sacarse de encima un dolor o un recuerdo, incluso un amor. Y la guerra de Malvinas ha sido como el perfume de una mujer que queremos olvidar. Y, como el olvido es inversamente proporcional al sentimiento, cuanto más se odia o se ama, más se recuerda.

-Entonces es más por dolor y aversión que por afinidad, en este caso.

-En la obra se dice que alguien “se inventó una mentira para no morir de semejante verdad”. Creo que eso define ese momento en el que se festejaba un conflicto, cuando nadie en su sano juicio tendría que celebrar que un grupo de personas se maten a tiros.

Galliano es el autor de Inspector Manarino, una colección de policiales breves de la que ya se han editado ocho volúmenes con gran repercusión en Amazon y además, como escritor ha ganado más de 40 premios nacionales e internacionales.

El camino hacia las tablas

-¿Cuándo empezó tu vínculo con el teatro?

-Por la poesía, supongo. Me gusta decir que el teatro es poesía discutida. Pero, yendo a algo más concreto, allá por el 2010, Metrovias y Argentores organizaron un certamen de monólogos teatrales. Se presentaron 4000 textos y yo quedé entre los 14 antologados. Creo que ahí comencé a tomarme en serio como dramaturgo, aunque soy un dialoguista natural.

-Además, tenés una formación musical, ¿cómo se relaciona con el mundo teatral?

-Creo que en el ritmo de mi prosa y en la musicalidad de mis diálogos se denota ese pasado de concertista. (Jorge Luis) Borges decía que todo arte debe tender a la música, parecerse a ella. No sé si es así. Pero sí creo que debe haber una preocupación estética más allá de lo racional. Sé que por eso es difícil encuadrarme dentro de un movimiento, soy una contracorriente.

Marcelo Galliano, dramaturgo, músico y periodista, llegó a la calle Corrientes. Foto: Prensa.

-Después de la pandemia, el teatro volvió a generar interés y a atraer mucho público. ¿Qué expectativas tenés con tu obra en la calle Corrientes?

-Tengo muchas expectativas. A mí me fascina que el teatro de texto llegue a una gran sala de calle Corrientes. Me gusta que muchas personas se sienten en una platea con otras que jamás volverán a ver y que juntas retengan la respiración para escuchar una metáfora, o un silencio. No me gustan los guetos culturales.

-Buenos Aires se caracteriza por la enorme diversidad de sus propuestas teatrales. ¿Es un incentivo extra?

-Adoro que el público esté tentado por cientos de ofertas, a pocos metros, e igual elijan lo que hago. Y también arriesgarme a que elijan otra cosa, y saber que eso no me cambiará para nada. Como decía Thelonious Monk“Si la música que tocas no les gusta, tócaselas hasta que les guste”.

Además de dramaturgo, Galliano es poeta, ensayista, guionista, músico y periodista. Grabó cuatro discos, y fue ganador de un Premio Gardel al mejor Álbum de música clásica en 2002. En 1997, fue el guitarrista más joven de la historia en estrenar un concierto en la Sala Grande del Teatro Colón.

El visitante se presenta los viernes a las 20.30, en el Teatro Multiescena, en Av. Corrientes 1764, entradas desde $2000. 

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS