19 C
San Miguel de Tucumán
HomeEspectáculosLa feroz revancha de Brad Pitt contra Harvey Weinstein

La feroz revancha de Brad Pitt contra Harvey Weinstein

El actor jugó un rol clave con “Ella dijo”, el filme sobre la investigación por la que el productor terminó preso. Aparece como testigo Gwyneth Paltrow, novia de Pitt cuando Weinstein la acosó.

19/11/2022 0:30

Actualizado al 19/11/2022 0:30

Con su productora Plan B Entertainment, Brad Pitt gestionó la película que pone a Harvey Weinstein en su lugar. Ella dijo (She said) está basada en el libro de las dos periodistas del diario The New York Times que denunciaron al poderoso productor de Hollywood en octubre de 2017.

La nota ganó un premio Pulitzer, inició el movimiento “MeToo” al publicar las acusaciones de sus víctimas y sirvió para que lo llevaran a juicio en Nueva York y lo condenaran a 23 años de cárcel.

Podrían agregarle otros 65 años si lo condenan en el juicio que le están haciendo ahora en Los Angeles otras víctimas, incluyendo la esposa del gobernador californiano. A los jurados les prohibieron ver el anticipo de la película, que estrena este fin de semana.

Brad Pitt se enfrentó a Weinsten hace muchos años y ahora produjo un filme que lo destruye. Foto AP

Gwyneth Paltrow, testigo famosa

En Ella dijo aparece como denunciante la actriz Gwyneth Paltrow, que era novia de Brad cuando en 1995 Weinstein la acosó sexualmente en lo que debía haber sido una reunión de trabajo.

Ella había firmado para hacer un par de películas con él y estaba muy asustada. Se lo contó a Brad y lo elogia por increparlo a Weinstein en un estreno en Broadway , avisándole que si la volvía a molestar se las iba a tener que ver con él.

Paltrow participa en la película, poniendo su voz en una llamada telefónica con las periodistas. “Brad hizo algo fantástico -lo elogió Gwyneth-. Yo tenía 22 años y no era famosa, pero él sí lo era y con su poder me protegió”.

Gwyneth Paltrow elogia en “Ella dijo” cómo actuó Brad Pitt contra Harvey Wenstein. Foto EFE

El actor reconoció años más tarde en una entrevista con CNN que asi fueron las cosas. “Yo no tenía tanto poder, pero seguro más que ella. Lo interesante es que en Hollywood la dinámica en el trabajo entre hombres y mujeres está siendo recalibrada y eso es muy bueno”.

No todas son rosas

Algunos periodistas lo han criticado a Pitt por haber filmado dos películas más con Weinstein después de enterarse que había acosado a su novia. Aunque se dice que la más notoria, Bastardos sin gloria, la hizo solo porque se lo pidió su amigo, el director Quentin Tarantino.

Es que hubo una demora en la farándula en reconocer que ese hombre poderoso que era amigo de todos pudiera ser un depravado. Se la criticó hasta a Meryl Streep por defenderlo al principio.

Otros detractores de Pitt recuerdan las denuncias que le ha hecho su ex esposa Angelina Jolie, quien también tuvo una mala experiencia con Weinstein al comienzo de su carrera y nunca más volvió a trabajar con el hombre fuerte de Miramax.

En la corte del (destronado) rey Harvey Weinstein Las reporteras Megan Twohey y Jodi Kantor, interpretadas en Ella dijo por Carey Mulligan y Zoe Kazan, tuvieron que trabajar mucho para conseguir que no solo las victimas sino también el entorno del productor les dieran información.

En el juicio en Los Angeles se esperaba que Mel Gibson viniera a testificar lo que una masajista amiga le contó después de haber sido acosada por el productor. Se especula que no se va a presentar. Y no es por los intentos de parar su testimonio por parte de la defensa, que acusó a Gibson de antisemita.

Harvey Weinstein está condenado a 23 años de prisión y podrían agregarle otros 65. Foto AP Photo/John Minchillo

Los abogadores defensores de Weinstein están escribiendo un capítulo aparte. A Jennifer Siebel, esposa del gobernador Gavin Newsom, que denuncia haber sido violada por el productor que la había convocado a una “reunión de negocios” le pidieron que finja un orgasmo como dijo que lo había hecho en su testimonio.

“Esto no es Cuando Harry conoció a Sally”, se negó la documentalista, refiriéndose a la famosa escena de Meg Ryan en un restaurante. “Si no se hubiera convertido en victima prominente del #Metoo quizás sólo seria una “bimbo” de las que querían acostarse con Harvey para conseguir trabajo” le retrucó el abogado.

La dinámica entre hombres y mujeres en Hollywood no está tan nivelada como presupone Brad Pitt. Pero hay que reconocerle que él trata de poner su grano de arena.

WD

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS