25 C
San Miguel de Tucumán
HomeSociedadHistorial, Argentina - Holanda: partidos en todas las intancias, descenlaces diferentes

Historial, Argentina – Holanda: partidos en todas las intancias, descenlaces diferentes

Es un clásico de los mundiales, un verdadero partido tradicional que se disputó en todas las instancias posibles y que esta tarde escribirá su sexto capítulo. Además, hay tres amistosos y cruce en la Copa Aniversario de la Fifa. En total son nueve los enfrentamientos, con un solo triunfo para los nuestros, cuatro derrotas y cuatro empates.

El primer duelo entre ambas   selecciones se dio en el marco de una gira argentina  por Europa previa al Mundial 74. La ciudad de Rotterdam fue el escenario de la goleada holandesa (4 a 1) que empezaba a posicionarse en el fútbol internacional con la basa del Ajax tricampeón de la Copa de Europa (actual Champions), que en el 72 había pasado por encima a Independiente. 

 “Fue un resultado mentiroso. Queremos revancha, en el Mundial no va a ser igual”, aseguraba Víctor Rodríguez, uno de los tres entrenadores argentinos, y se equivocó. 

El primero en un Mundial

Tras una primera fase floja, en la que Argentina clasificó casi de casualidad, la segunda etapa del Mundial, ponía a los nuestros en un grupo con Alemania Democrática, Brasil y Holanda. 

En el primer duelo, los neerlandeses le dieron cátedra a los nuestros que vieron  pasaron la pelota todo el partido. El 4 a 0 definitivo se quedó corto y los argentinos supimos por qué a Holanda se la empezaba a llamar “La Naranja Mecánica”.



El fútbol siempre da revanchas

Para 1978, La Naranja Mecánica seguía siendo respetada pero ya no brillaba tanto. Sin Cruyff, el mundo del fútbol se le animaba mucho más que cuatro años antes.

Sin embargo, los holandeses se las ingeniaron para volver a una final, esta vez en un estadio de River repleto.

Dos guapeadas de Kempes, una definición de Berlín, algunas atajadas impresionantes de Fillol y un palo salvador, fuero  el cóctel perfecto para inclinar la balanza a nuestro favor, festejando nuestro primer título mundial.



Menos de un año después, para festejar sus 75 aniversarios, la Fifa decidió reeditar la final de 78 y convocó a argentinos y neerlandeses a disputar una Copa en Berna, Suiza. 

El resultado fue un aburrido 0 a 0 con su consecuente definición  por penales en la que los nuestros se impusieron 8 a 7. 

El cabezazo fatal y el tres dedos de la muerte 

Casi 20 años después, en Marsella, los cuartos de final de Francia 98, cruzaron a Argentina y Holanda. Dirigidos por Van Gaal y con una generación  de futbolistas extraordinaria, los holandeses se avizoraban con un durísimo escollo en el camino argentino. 

El partido de trámite cambiante, mostró a una Holanda superior en términos generales, más allá de que los dirigidos por Pasarella contaron con algunas chances claras. 

Sobre el final, cuando Argentina se alistaba para jugar el alargue con superioridad numérica por la expulsión de Numan, el Burrito Ortega le propinó un cabezazo a Van Der Sar que emparejó el partido. Acto seguido, el crack Denis Bergkamp controló un pelotazo en el área, dejó pagando a Ayala y definió de tres de dedos para dejarnos sin nada. 



Los dos de Bielsa

Marcelo Bielsa asumió como DT y al poco tiempo tuvo una gira por Europa que incluyó una visita a Ámsterdam. Edgar Davis abrió el marcador para los holandese y Batistuta lo empató para Argentina. Un partidazo en el que el nuevo entrenador empezaba a darle forma a ese equipazo que caminaría las Eliminatorias.



Tras el fracaso de Corea y Japón,  Bielsa siguió al mando del equipo y en febrero del 2003 enfrentó a la Naranja, cayendo 1 a 0 sobre la hora.



El partido olvidado 

Aunque se jugó como un amistoso, el Argentina-Holanda del 2006 fue en pleno Mundial. Los dos ya clasificados, armaron un mix entre titulares y suplentes para cuidar piernas de cara a los octavos.

Los holandeses que no habían ido al Mundial 2002, presentaban en Alemania una camada joven que años después sería subcampeona y tercera del Mundo de manera consecutiva. 

El 0 a 0 final refleja lo que fue un partido aburrido y olvidado por todos que solo sirvió para Argentina confirme su primer lugar en el grupo y para que Lío Messi haga su debut como titular en un Mundial.



¡Vamos Chiquito!

Sin dudas, no hay recuerdo mundialista más feliz y fresco que los penales contra Holanda en el 2014.

Las atajadas de Chiquito Romero, y la definición de Maxi, clasificando a Argentina a una final tras 24 años, completan una de las jornadas más épicas de la historia de nuestra Selección.

Una verdadera batalla táctica entre Sabella y Van Gaal dio como resultado un partido mucho más emotivo que bien jugado, donde la paridad fue preponderante.



Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS