21.3 C
San Miguel de Tucumán
HomeDeportesCentro Español, el equipo de la D que eliminó a Tigre con...

Centro Español, el equipo de la D que eliminó a Tigre con un arquero peluquero y héroe en los penales imitando a Dibu

La Copa Argentina dio la primera gran sorpresa de su edición 2023 y dejó una gran historia para contar.

La noche del miércoles se dio uno de esos batacazos que solo la Copa Argentina puede dar. Centro Español, de la D, eliminó por penales a Tigre, el muy buen equipo de Diego Martínez, clasificado a la Copa Sudamericana y que, incluso, peleó hasta la última fecha del torneo pasado para entrar a la Libertadores.

El estadio Nuevo Francisco Urbano, cancha del Deportivo Morón, fue testigo del tercer caso en que un equipo de la quinta división derrota a una de Primera: en 2018, también por penales, Lamadrid superó a Banfield, mientras que al año siguiente Real Pilar se impuso 1-0 sobre Vélez. Y, como suele suceder, estos triunfos dejan historias para contar.

Los once titulares de Centro Español posan para los fotográfos y se preparan para hacer historia. Foto: Prensa Copa Argentina.

La D es un categoría semiprofesional, por lo que los futbolistas se ven obligados a tener otro trabajo para subsistir mientras continúan con el sueño de, en el corto o mediano plazo, dedicarse exclusivamente a este deporte y llegar a Primera. Después, porqué no, pensar en hacer goles, salir campeones, ser vendidos al exterior, jugar en la Selección y muchos etcéteras.

Así se explica le emoción de los hombres de Centro Español después del penal malogrado por Lautaro Montoya, el que les dio la clasificación a 16vos. de final. Frente a ellos tenían a un grupo de jugadores que ya juegan en Primera, que ya cumplieron ese primer sueño por el que ellos aún luchan, y lograron derrotarlos. Un enorme envión de confianza para creer que las diferencias no son tan grandes, que ese objetivo no está tan lejos.

Entre los futbolistas del Matador, el que sin dudas sobresale es y sigue siendo Mateo Retegui, goleador del la LPF 2022 y líder en la tabla de máximos artilleros del actual torneo de primera división. Parecía infalible en los penales, pero en la definición de este martes se encontró con Tabaré Benítez, el arquero peluquero que se convirtió en héroe en la noche de Morón. Esa es la historia de la jornada.

Si bien después erró su propia ejecución con “match point” para los de Villa Sarmiento, el ‘1’ fue la gran figura durante los 90 minutos y les dio tranquilidad a sus compañeros atajando el primer penal de la serie. Después lo fueron abrazar cuando Montoya desvió su remate. De héroe a villano y de villano a héroe.

Benítez tiene 24 años, nació en Federación, Entre Ríos, pero a las 13 años se fue a vivir a Buenos Aires para jugar al fútbol. Hizo todo el recorrido de divisiones inferiores en Racing. Sin lugar en la Academia, pasó por Dock Sud y luego recaló en Puerto Nuevo, club con el que logró el ascenso en 2021, luego de que su equipo saliera campeón del Apertura. Jugó en la C durante todo el 2022 y a fin de año, en diciembre, fue a parar a Centro Español, nuevamente en la quinta división del fútbol argentino. El héroe de los penales contra Tigre, además, trabaja como barbero.

Su debut bajo los tres palos del Gallego se dio justamente este miércoles contra los de Victoria y fue (casi) perfecto: “Venía visualizando el partido y se dio bastante parecido a lo que imaginaba, por suerte. Uno trata de visualizar todo lo positivo. Si entraba (el penal que él pateo) iba a ser todo lo que soñaba, pero bueno…”, dijo con la sonrisa impregnada en su rostro.

“El fútbol me dio muchas desgracias, pero hoy me da una alegría muy grande”, contaba Benítez en diálogo con SportsCenter, aún en la cancha, y ejemplificó en él lo que le toca vivir a muchos jugadores del ascenso, a diferencia de las facilidades que tienen los de Primera.

“Tenemos que hacer otras cosas para vivir día a día. Laburamos a la tarde, no podemos hacer doble turno. No estamos enfocados al 100% y físicamente no estamos igual que ellos porque entrenan de otra manera. Yo soy peluquero y trabajo en una barbería de Quilmes a la tarde”, reflexionó.

La botellita de Benítez

Las imágenes de la transmisión oficial mostraban a Benítez mirando un papel que tenía pegado en la botella de agua que usaba para hidratarse entre penal y penal. Cualquiera podría suponer que allí tenía anotado a los diferentes ejecutantes de Tigre y los sectores a donde suele patear cada uno.

Sin embargo, no era tan así. “No se ve nada de lo que dice la botellita porque se borró con el agua, pero lo miraba para ver si alguno se ponía nervioso”, dijo en la nota post partido.

“Es verdad. No se ve lo que dice, pero alguno se asustó”, corroboró la periodista de campo de juego. Él mantuvo el perfil bajo: “No, no se asustan. Ellos no se asustan”, cerró, dejando entrever cierta admiración hacia el temple de los futbolistas de Primera.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS