14.2 C
San Miguel de Tucumán
HomeEspectáculosMurió Carlos Saura, el prestigioso director de cine, un día antes de...

Murió Carlos Saura, el prestigioso director de cine, un día antes de recibir el Goya de Honor

Fue el director de filmes como Cría Cuervos, El amor brujo y Tango. Tenía 91 años.

El cineasta español Carlos Saura falleció este viernes a los 91 años en Madrid, un día antes de recibir un Goya de honor (equivalente español a los Oscar) en la ceremonia de los premios de la Academia de Cine, que ha confirmado de su muerte.

Nacido en 1932 en Huesca (norte de España), Saura es autor de cintas míticas del cine español como La caza, La prima Angélica, Cría cuervos y Ay, Carmela.

Este sábado iba a recibir mañana el Goya de Honor del cine español por toda su carrera, plagada de galardones nacionales e internacionales.

Carlos Saura en los European Film Awards de 2017, en Berlin. Foto: Reuters

Un inicio con premios

Tras realizar el cortometraje La tarde del domingo, Saura realizó en 1958 el documental Cuenca, premiado en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, al que siguió su primer largometraje, Los golfos (1960).

Luego, con La caza (1965), aparecen todos los elementos de su estilo, con un duro análisis de las heridas provocadas por la Guerra Civil, a través de la terrible historia de una partida de caza entre personajes que representaban distintas posturas vitales.

La escenografía en exteriores, en un paisaje árido y la fotografía muy contrastada de Luis Cuadrado, hicieron de esta obra una referencia para el cine posterior y obtuvo grandes éxitos internacionales, consiguiendo el premio a la mejor dirección en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

La exitosa etapa con Querejeta

Tras estos primeros trabajos, se consolida en 1967 su colaboración con el productor Elías Querejeta, con el que había producido a medias La caza. Con la película Peppermint frappé dieron inicio al periodo más destacado de la carrera de Saura. Es una indagación psicológica sobre los efectos de la represión franquista tras la guerra civil, las inhibiciones eróticas y otras carencias de su generación. 

La idea de radiografiar los males de la sociedad española, burlando la censura, continúan en Stress, es tres, tres (1968), La madriguera (1969) y El jardín de las delicias (1970)

La consolidación internacional de Carlos Saura llega con La prima Angélica y Cría cuervos, que fue premio del Jurado en el Festival de Cannes, y que vuelve a explotar el tema de la memoria, oponiendo en feroz contraste la mirada de la niña Ana Torrent a los personajes autoritarios.

Los últimos filmes con Querejeta fueron Elisa, vida mía, para muchos su obra maestra, Los ojos vendados (1978), la comedia Ana y los lobos y su secuela Mamá cumple cien años, otro éxito de crítica y público, premiada en varios festivales y seleccionada para el Óscar a la mejor película extranjera.

En 1980 Saura cambia de registro y, abandonando el cariz intelectual, reflexivo y polisémico con el que trataba de diseccionar las consecuencias de la guerra civil y el franquismo, vuelve al cine popular, al que trata problemas contemporáneos como la marginación juvenil, con Deprisa, deprisa, que obtuvo el Oso de Oro del Festival de Berlín

Su trilogía con Antonio Gades

En 1981, Saura inició una colaboración con Antonio Gades, tras ver su ballet teatral Bodas de sangre. El director le propuso llevarlo al cine, con lo que inicia un género de musical genuino y alejado de los moldes anglosajones.

El musical fue un inesperado éxito internacional tras proyectarse en Cannes y deslumbrar con un nuevo género de película de danza, que contribuyó a la divulgación del baile español en el mundo.

El director Carlos Saura, durante la presentación en rueda de prensa de la ópera Carmen, de Bizet. Foto: EFE

De nuevo con Antonio Gades y el productor Emiliano Piedra, luego hizo una adaptación de la ópera de Bizet Carmen, que fue un éxito internacional en 1983, premiada en Cannes y seleccionada para el Óscar.

Finalmente, con El amor brujo, inspirada en la obra homónima de Falla, su musical más ambicioso hasta ese momento, cerró una trilogía dedicada al musical español contemporáneo.

La filmación de Tango, en Argentina

En junio de 1997, Saura se trasladó a la Argentina para rodar Tango,  que concurrió a los Oscar bajo bandera argentina. Fue el filme más galardonado del año en Argentina, y Saura recibió el Premio Cóndor de la Asociación de Críticos Argentinos como mejor director del año.

Miguel Angel Solá y Juan carlos Copes en “Tango”,d e Saura. Foto: AP

Entrevistado recientemente por la agencia EFE, dijo que él no había hecho cine para agradar a nadie o para recibir un reconocimiento, sino porque le gustaba, aunque siempre es una halago, matizaba, que el trabajo de uno lo vea el público, haga pensar y se aprecie.

Su última producción fue el documental sobre la pulsión artística Las paredes hablan, estrenado hace apenas unos días.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS