25 C
San Miguel de Tucumán
HomeEconomíaEl Gobierno defiende Precios Justos a pesar del repunte inflacionario

El Gobierno defiende Precios Justos a pesar del repunte inflacionario

En Comercio dicen que el programa tiene un alto nivel de cumplimiento y que los precios en súper y mayoristas “ya están bajando”.

14/02/2023 14:15

Actualizado al 14/02/2023 14:38

Horas antes de conocerse la cifra oficial de la inflación de enero, el Gobierno ya hacía preparativos para absorber el “mal dato”. Así lo reconoció el propio ministro de Economía, Sergio Massa, cuando anunció un nuevo tope de precios en los 7 cortes de carne más populares, de común acuerdo con frigoríficos, supermercados y carnicerías, que pasaron a integrar la versión ampliada de Precios Justos.

Evidencias al margen sobre su escasa eficacia, en la Secretaría de Comercio, que conduce Matías Tombolini, evalúan como “muy positivos” los resultados del nuevo esquema anti inflacionario, que incluye una canasta de casi 2.000 artículos de consumo masivo con precios congelados hasta fin de junio. Y una suba tope de 3,2% mensual para otros 50.000 productos de rubros variados, como calzado, celulares, textiles y hasta insumos para la producción.

En una reunión con supermercados y mayoristas, Tombolini repasó los aumentos (“la inflación de Precios Justos”) en el sensible segmento de alimentos, bebidas, tocador y limpieza, sobre un informe elaborado con un sistema informático de última generación en base a 15 millones de datos.

En noviembre, la canasta total “regulada” que aportan los 108 proveedores que firmaron el acuerdo de Precios Justos, aumentó 4,2%, cuando la pauta máxima era 4%. Esto es por debajo del costo de vida de ese mes: 4,9%. En diciembre, el porcentaje cayó a 3,5% (contra 5,1% del IPC) y para enero Comercio proyecta una suba de 4,5%. En esa oficina predicen, en forma optimista, una nueva caída para febrero (en torno al 3,8%) por el impacto del tope de 3,2% establecido para los próximos 5 meses, un período que llega hasta fin de junio.

“El porcentaje quedó por encima de la pauta por las excepciones estipuladas para ciertos productos” (aumentos de entre 4 y 9%), que se autorizaron para garantizar el armado de una nueva canasta de 1.974 productos congelados, que entró en vigencia a principios de mes.

Cerca de Tombolini creen que así, con acuerdos sectoriales con más de 600 empresas de 17 rubros, marcará un “sendero de precios” para establecer referencias en casi todas las categorías con el objetivo de frenar la escalada inflacionaria. Las consultoras privadas anticipaban una remontada para enero en torno al 6%, a pesar de la multiplicación de controles pactados empresas a cambio de entregar dólares oficiales (los más baratos del mercado) para que puedan importar.

La inflación se recalienta, según la óptica oficial, no porque fallan las controles sino por las subas estacionales de los productos frescos, como la carne. Explican que esa canasta, compuesta por verduras, frutas y legumbres, es provista por un universo de productores muy fragmentado y difícil de controlar. Esto mismo pudo comprobarlo el ex secretario de Comercio Roberto Feletti, un cristinista fanático de los controles, cuando impulsó la canasta de frutas y verduras, que no movió el amperímetro.

En el despacho de Tombolini no se desalientan. Sostienen que en febrero, por la influencia cada vez mayor de Precios Justos, el índice de precios “será menor a enero” aunque recalcan que el mes “arrancó complicado”. Dicen que la mayoría de las empresas está convencida de integrar el programa y que eso, a la larga, mejorará el nivel de abastecimiento de productos y también el cumplimiento de la pauta de precios establecida hasta mediados de año.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS