13.4 C
San Miguel de Tucumán
HomeSociedadFONDEF: una política de Estado

FONDEF: una política de Estado

Una muy insólita mesa redonda congregó esta pasada semana convocada por el Ministerio de Defensa a las máximas autoridades de la jurisdicción, y a dos ex ministros que simbolizan las políticas en la materia del gobierno y la oposición. 

En una Semana Santa bien opuesta en la que hace 36 años se escenificara la primera rebelión carapintada, se congregaron en la Universidad de la Defensa para la presentación del libro “FONDEF: una política de Estado”, el autor del texto Agustín Rossi, actual jefe de gabinete y por dos veces titular de la cartera de Defensa; su actual titular, Jorge Taiana; la ex ministra del área Nilda Garré, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA (EMCO), teniente general Juan Martín Paleo y el tres veces titular de la misma cartera durante las presidencias de Raúl Alfonsín, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde, el radical Horacio Jaunarena.

El motivo de la celebración, porque ello fue más que todo la presentación, fue el acuerdo implícito entre las fuerzas adversarias en pleno clima preelectoral. 

El Fondo Nacional para la Defensa, que de eso se trata, es una ley nacional aprobada en los últimos momentos del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en la Cámara de Diputados de la Nación por el entonces presidente del bloque Agustín Rossi, como una característica básica para asumir la cartera respectiva que le ofrecía el presidente electo Alberto Fernández.

Lo notable del tema fue el objetivo: destinar una suma fija e intransferible a otros fines de los fondos de la Nación, para operar en la reconstrucción del equipamiento de las tres Fuerzas Armadas. Lo notable de la situación los constituyó la amplia aprobación del cuerpo, con solamente 8 votos en contra – como recordó la ex ministra Garré para respaldar la iniciativa del bloque del Frente de Todos que votaron también la UCR, la Coalición Cívica -que apoyó la iniciativa con decisión- y el PRO. En el Senado, el oficialismo tuvo que arreglarse solo, pero logró convertir en ley el proyecto.

Al fijar el 0.8 % del presupuesto de este año para estos fines y dirigirse también con prioridad a dar protagonismo a la industria nacional en este proceso de modernización y recuperación de materiales y equipos, el FONDEF constituye el primer esfuerzo -sistemático – de hacer volver la página para hacer eficaces las capacidades de las FFAA. 

El ministro Taiana se preguntó: “¿Argentina tiene que tener FFAA con capacidad de respuesta? Hay quienes alientan que no tengamos nuestra propia defensa sino una guardia nacional”. Taiana se contestó: “un mundo bipolar como el actual, en un país lleno de riquezas, la mayor su población, nos muestra que es perentorio responder positivamente”.

Acordando con los peronistas kirchneristas Rossi, Taiana y Garré, el radical Jaunarena subrayó implícitamente su distancia de posiciones como la de Ricardo López Murphy, otro ex ministro de Defensa. Se pronunció por “cuidar el Fondo para poder garantizar el proceso de modernización imprescindible para las FFAA”. 

Lo dijo en una tribuna difícilmente imaginable en otros aspectos doctrinarios y programáticos en la actual coyuntura política. Lo que la retórica ideológica denomina pomposamente “política de Estado” es quizás, más modesta – pero realísticamente – el generar acuerdos nacionales imprescindibles y celebrar sin sonrojo su producción y sostenimiento. 

Lo notable es estos participantes subrayaron – no hace mucho tiempo atrás- sus diferencias sobre otros aspectos de las políticas de Defensa. El singular acuerdo fue también celebrado por el general Paleo: ”El FONDEF es un planteo totalmente diferente para las Fuerzas (respecto de otros del pasado, JLB) y en términos de futuro es imprescindible”.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS