13.6 C
San Miguel de Tucumán
HomePolíticaMacrismo vs larretismo: ¿una grieta que pone en duda a Juntos por...

Macrismo vs larretismo: ¿una grieta que pone en duda a Juntos por el Cambio?

Mauricio Macri se bajó de una candidatura presidencial para este año pero nunca se bajó del ejercicio del poder que ostenta en el PRO y en el antikirchnerismo, porque no se lo transfirió a nadie. No se postulará en la elección nacional pero sí pretende decidir la suerte de la Ciudad de Buenos Aires, a la que no quiere en manos del radicalismo -Martín Lousteau-, ni tampoco en otras manos de alguien del PRO que no sea su primo, Jorge Macri.

Durante el fin de semana, el larretismo confirmó la decisión de aplicar la elección concurrente, una suerte de dos urnas el día de las PASO en la Ciudad, una para elegir al candidato presidencial de Juntos por el Cambio y otra para votar al candidato de JxC a la jefatura de gobierno porteño.

Más allá de la discusión sobre la disposición electoral, se trata de una respuesta directa de Larreta a Macri, que en la sede de Uspallata es interpretada como una muestra de autoridad.

“No creo que Horacio tome esa decisión, sería ir en contra de lo que hemos trabajado durante años, le enrostró Macri a través de los medios a quien fuera su sucesor, elegido por él en detrimento de Gabriela Michetti, en el gobierno porteño en 2015. Esas declaraciones probablemente ocurrían cuando Larreta posaba en una selfie en España, junto a la líder del Partido Popular y jefa de la Comunidad de Madrid, la combativa Isabel Díaz Ayuso.

El encuentro entre Macri y Bullrich en la cena de la Fundación Libertad.

La última vez que Larreta tomó una decisión en sentido contrario a la que planteaba Macri fue en 2021, cuando decidió que Diego Santilli encabece la lista de diputados nacionales en la provincia y que María Eugenia Vidal hiciera lo mismo en la Ciudad. Macri quería a Vidal en provincia -aunque la ex gobernadora se negaba- y a Bullrich en la Ciudad. El ex presidente se enojó y se tomó un avión.

El enfrentamiento entre Macri y Larreta ha recrudecido, sobretodo en funcionarios y dirigentes de segunda y tercera línea, debajo de ambos.

“Mauricio viene esmerilando a Horacio en todos lados. En distintas reuniones dice que está bajando en las encuestas, que Patricia ya lo pasó hace tiempo”, asegura un dirigente larretista que preferiría ver a su jefe enfrentando al expresidente.

Desde el macrismo cuestionan que el jefe de gobierno porteño pretende “rifar la Ciudad y dársela a los radicales, privilegiando su acuerdo, en lugar de buscar un triunfo de su partido, que es el PRO”. La guerra está planteada entre macristas y larretistas. ¿Hasta dónde llegará? En el entorno del Alcalde porteño hay quienes vaticinan que “van a terminar destruyendo Juntos por el Cambio”.

El principal argumento esgrimido es el factor Javier Milei. Con el uso de la boleta única para Ciudad separada de la boleta sábana para los cargos nacionales, se le impediría a Milei traccionar votos para su candidato a jefe de gobierno porteño, Ramiro Marra. Distintos sondeos ubican a Milei con una intención de voto de hasta 25% en el distrito porteño.

Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau, en la Usina del Arte.

De un lado le recuerdan a Macri, quien reclamó no cambiar las reglas en un año electoral porque es un valor al que adhirió Juntos por el Cambio, que es una potestad del jefe de Gobierno. Pero desde el larretismo y el radicalismo le enrostran que en 2015 fue él quien intentó convertir en ley, pero el Congreso se lo trabó, la boleta única que busca aplicarse ahora para los cargos porteños. Y que cuando ya estaba aprobada en el distrito porteño, en 2019 Macri cambió las reglas y buscó que tanto en provincia -Vidal- como en Ciudad -Larreta- se votara con la lista sábana para reforzar su posible reelección.

“En el 2015 votamos 6 veces en la Ciudad porque Macri quería un gran éxito de cara a la presidencial. Y en 2019 unificó para que la boleta de Larreta traccionara para su candidatura a Presidente. Es todo inconsistente lo que dice”, indicó un radical.

Del otro lado, Patricia Bullrich, alineada con Macri en sus argumentos, considera también que Larreta incumple con la idea del consenso y de que en un año electoral no se cambian las reglas, más allá que sea legal, porque de lo que se trata es de legitimidad.

En charlas con su mesa chica, Bullrich sostiene que no entiende “la jugada de Larreta” porque está convencida que a ella le conviene. “En el mano a mano de los presidenciales, sin candidatos a la Ciudad en la boleta, a Larreta le gano tranquila. Además, a cuántos radicales representa Lousteau. No se entiende. Uno tiene que definir a quién apoya como candidato a jefe de gobierno porteño, si a Jorge Macri o a Lousteau, y listo”, dicen que opina.

Para el entorno de la presidenta del PRO, se trata de un acto de desesperación de Larreta, a quien cuestionan porque maneja la situación “como un patrón de estancia que decide quién es candidato y quién no, como si fuera una corporación”.

María Eugenia Vidal fue otra de las dirigentes que ya se había sumado a la postura de Macri y Bullrich contra las concurrentes. La actual diputada considera que discutir el sistema electoral ahora es seguir alejándose de la gente. “Otra vez la política mirándose el ombligo”, es una frase que suele utilizar. También asegura que es gastar más y que el proceso de votar va a llevar mas tiempo.

Nadie sabe donde puede culminar el enfrentamiento entre macrismo y larretismo. Meses atrás, una dirigente bonaerense habló con el ex presidente para que la aconsejara si enrolarse detrás de Bullrich o de Larreta, ya que él no iba a ser candidato. Macri le pidió que esperara, que él podría tener en el futuro más injerencia en un gabinete de Patricia que en el de Horacio. Ergo, la sintonía con Bullrich parece ser mucho mayor que con su exjefe de gabinete. ¿Macri está buscando tener injerencia sobre Larreta de la misma manera o habrá dejado de considerarlo, definitivamente, como su socio y discípulo?

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS