21.3 C
San Miguel de Tucumán
HomePolíticaPASO 2023: ¿qué se vota en Agosto?

PASO 2023: ¿qué se vota en Agosto?

Si bien la elección presidencial se lleva a cabo en octubre, el proceso electoral comienza varios meses antes.

Las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias) son un mecanismo electoral que se utiliza en Argentina desde 2011. Constituyen una instancia previa a las elecciones generales, y tienen como objetivo definir a los candidatos que representarán a cada partido político en la contienda que determina la fórmula presidencial que se hará cargo del ejecutivo por el siguiente período.

La ley 26571, denominada Ley de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral, establece que las PASO se realicen en el mes de agosto del año electoral e incluyen la participación de todos los partidos políticos que quieran presentar candidatos. En este ocasión serán el domingo 13.

Los candidatos que participan de las mismas deben haber sido inscriptos previamente en los registros electorales del país. Además, la legislación determina que deben ser realizadas en todo el país y son obligatorias para todos los ciudadanos mayores de 18 años y menores de 70 años. Los ciudadanos que no asisten a votar en las PASO pueden ser sancionados con una multa y quedar inhabilitados para realizar trámites con el Estado.

Las PASO conforman un sistema que hace responsable a toda la ciudadanía por las decisiones de los distintos partidos políticos en la elección de sus candidatos. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

Elecciones 2023: qué se vota en las PASO

En las PASO se votan las listas de precandidatos que cada partido político presenta para competir en las elecciones generales. Estas listas están conformadas por candidatos a diputados nacionales, senadores nacionales, gobernadores, intendentes, concejales, entre otros cargos.

La mecánica de este sistema consiste en que los partidos políticos presentan varias listas de precandidatos a diputados, senadores, etc., y los ciudadanos voten por una de esas listas. En lo que respecta a los cargos ejecutivos, la lista que obtiene la mayoría de los votos en cada partido político se convierte en la fórmula que competirá en las elecciones generales.

En el caso de listas de diputados y/o senadores, quedarán conformada según el reglamento que haya fijado cada espacio político. Por lo general, se utiliza el sistema D’Hont, de representación proporcional. Como ejemplo, en las PASO de 2021, Juntos por el Cambio presentó 3 listas de candidatos a diputado nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Resultó victoriosa en esas PASO la que encabezó María Eugenia Vidal (PRO) y salió en segundo lugar la que lideró Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos), que integró la nómina de octubre de ese espacio político en el cuarto lugar.

En cambio, la que encabezó Adolfo Rubinstein (UCR) no pudo colocar ningún candidato en octubre ya que no había conseguido en las PASO un porcentaje de votos suficiente para lograrlo (cada espacio político establece las reglas previamente, define el piso y el sistema).

Elecciones 2023: un cambio para resolver internas

La historia de las PASO en Argentina comenzó en 2009, cuando se sancionó la Ley de Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral y, en un punto determinó un cambio sustancial en las reglas de juego democráticas del sistema por partidos que impera en el país, al dejar abierta la resolución de sus internas a quienes no forman parte activa de los mismos.

En ciertos casos, lo que vinieron a hacer las PASO fue a resolverle a los partidos políticos el dilema de qué candidatos presentar, reduciendo la cuestión más a una cuestión de marketing electoral que al compromiso con una ideología o programa de gobierno partidario. 

Una participación dispar

En 2011 se realizaron las primeras elecciones primarias obligatorias en Argentina. En aquella ocasión, las PASO tuvieron una importante participación ciudadana, con un 79,5% de votantes registrados en todo el país.

En 2013, en ocasión de la realización de su segunda edición, se registró una menor participación ciudadana, con un 74,91% de votantes registrados. Ese descenso se profundizó en la previa de las elecciones presidenciales de 2015, que finalmente consagrarían a Mauricio Macri como presidente de los argentinos, cuando sólo el 72,16% de votantes registrados acudieron a las urnas. 

El porcentaje se mantuvo casi sin variación dos años más tarde, cuando la afluencia a los lugares de votación alcanzó el 72,33%, número que se amplió hasta el 75,85 en 2019; año en el que fue Alberto Fernández y Cristina Fernández fueron consagrados presidente y vicepresidenta de la Argentina. 

Las PASO han sido objeto de debate en Argentina en los últimos años. Algunos sectores políticos consideran que son un mecanismo costoso y que no cumplen con su objetivo de seleccionar a los mejores candidatos. Otros sectores, en cambio, defienden su utilidad como una instancia de participación ciudadana y de transparencia.

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS